jueves, 20 de mayo de 2010

Ven...

Ven y pon tu mano en mi espalda...
aviéntame contra la pared, así como tantas veces
me lo has dicho a los ojos,
así como me lo has repetido
una y otra vez con los dedos.
Pon tus labios en mi cuello,
pon tu calor y tu gemido en mi oído,
di esas palabras que tantas veces te has callado,
grítalas en el último momento.
Ensordéceme con tu placer...
Imprime la huella de tu cuerpo en el mío,
tómalo como siempre imaginaste.
Toca con tus manos lo que siempre quisiste,
lo que desde el primer momento ha sido tuyo.
Hazme girar entre tus brazos,
haz que la espera dando vueltas en la cama
valgan la pena.
Entra en mi una y otra vez,
encuentra en mi interior
todo ese calor que provocan tus palabras,
derrámalas en mi.
Encuentra en mis labios
el placer que te he prometido,
la humedad con la que quiero protegerte,
la ansiedad con la que deseo amarte.
Ven por este amor que tanto te ha esperado...

2 comentarios:

. noisevere dijo...

Ufff Piyeis bájale tres rayitas que me pones a sudar y estoy en la oficina !!! :claps:

Beth dijo...

Manos con chile! que intensa! Me quedé como el anuncio de las canelitas ¿se te antojaron?