sábado, 8 de agosto de 2009

Mi noche de anoche


1o años pasaron para que nos volviéramos a encontrar. 10 años en los que cada uno de nosotros dimos un giro de 180º. Pero yo los vi y me vi como esos muchachos de 18 años. Sentí por un momento que nada había cambiado. Y prometí tomar mucho alcohol y lo hice. No se si fue por las penas, por los recuerdos que me trajo la ocasión pero tome de más. Y a diferencia de otras ocasiones no sentí miedo. Me sentía de nuevo en casa.

Y hablamos y hablamos... de nuestras vidas laborales y personales. A ninguno nos ha dejado de cargar la vida!!!. El que más, el que menos se ha llevado su rasponcito (o fractura) en el alma. Una de mis amigas la ha vivido muy intensa en cuanto a las relaciones personales y después de escuchar mis oscuras historias me dijo algo que no olvidare... y espero ponerlo en práctica.

No se como pude pasar tanto tiempo sin verlos:

Adoro a mi Sociólogo. Amo como odia a la humanidad (con toda la razón del mundo) y como se da cuenta de la propia cuando son nombrados sus hijos.

Adoro a mi QFB. Me lleno la mirada de luz al ver como ha sobrevivido a sus adversidades. Como no ha dejado esa lucha por sus ideales, tanto intimos como públicos.

Adoro a mi Odontóloga. Ese brillo en sus ojos. Esas palabras que me levantan el ánimo como lo hacían a cada rato hace ya más de 10 años.

Y faltaron dos integrantes del grupo de los apestados del 468. No sabemos nada de ellas... Y se les extraño...

Espero que se vuelva a repetir... ya me hacían falta en la vida.

1 comentario:

Ana Silvia dijo...

Jajaja, creo que fueron mas de 10 años, pero bueno, por mi no hay problema si pusieras 5 años... jajaja
De verdad ha pasado tanto tiempo???? No lo parece, ojala nos sigamos encontrando.