viernes, 30 de diciembre de 2011

2011... El tango y la euforia.

En este momento, puedo decir que el 2011 y yo salimos tablas; eso sí, sí algo me dejó fue la necesidad de comprar zapatos nuevos por la cantidad de mierda que me puso en el camino.

Dicen que lo que mal empieza, mal acaba... Bueno, podría ser peor. Contradicciones, "sentimientos encontrados" le dicen.

Y sí hay que hacer un recuento, aquí vamos. Y primero lo malo, para olvidarlo pronto.

Parte de esa mierda me hizo muy feliz. La historia apasionada que terminó en incertidumbre, tristeza, desamor y maltrato, logró que uno de mis sueños se hiciera realidad (aunque sea un poquito): La Gatita se publicó en El Último Libro Del Mundo. Gracias, (-----). Sin ti y sin esa historia no lo hubiera logrado.

Lo que hay que borrar: 4 meses. 4 meses que llenaron de dolor y desesperación a mi familia. Sólo lo que queda es lo que quiero conservar para siempre: los brazos fuertes de mi madre, de mi hermano y de mi cuñada. 8 pilares que nos sostienen ante todo. Y amigos, pocos, verdaderos, que se extrañaban de mis ausencias, mis silencios y que prestaron su ayuda. No necesito contar la historia, agradezco a los que saben a lo que me refiero. Gracias por su cariño, sus oraciones y su amistad. Sobre todo, por su comprensión.

Lo que se llevó. El 2011 se llevó mi último cuento de hadas... Ah, y mi lunar. Me dolió mucho, necesite anestesia y puntos. La cicatriz casi ni se nota, sólo acercándose mucho. Sí, sigo hablando del lunar.

Lo que se aprende. Dejar ir, aceptar el cambio (digo, tampoco había para donde hacerse). Empezar de cero (no muchas personas tienen la oportunidad). Descubrir que tus brazos sirven para abrazar, para contener en ellos lo que más amas, pero también, abiertos, sirven para dejar ir, para mantener a distancia todo aquello (y aquellos) que te hacen daño.

Lo que se queda para siempre en mi corazón. Sí, mi participación en el libro, eso no se me olvidará nunca. La oportunidad de participar "En Tus Axilas" y sobre todo (y más que nada), la fortuna de hacerme de un nuevo y gran amigo que fomenta mi creatividad y me permite participar en sus locuras.

Te quiero, Mariano. Mucho.

Reencontrarme con viejas caras que me hicieron falta más de 15 años. 

El cariño de Cinthya, mi prima, que no es parte de mi sangre y por lo tanto valoro más.

Conocer a Vic y mis #Twittjuas. Reír y reír durante horas gracias a su compañía. Mi cariño hacia un lugar que no conozco, pero que llevo en el corazón.

Conocer por fin a mi Fer, a mi Panqué; a mi virolito, pues. Darle un gran abrazo y sentir su cariño.

Ver a CAKE, una de mis bandas favoritas. No pensé que se pudiera dar, otro momento que nunca olvidaré.

Todavía hay capítulos por cerrar, pero eso será con tiempo. 

Doy gracias por todo.

Gracias a usted estimado lector y seguidor de este blog. Gracias por llegar hasta aquí y por haberme acompañado durante este año. Le agradezco su preferencia y permanencia y le invito a seguir acompañándome. En una de esas por fin encontrará algo que hagan valer la pena la permanencia en este espacio.

En el widget que aparece a su izquierda (a ésta altura, un poco más arriba y a la izquierda), una cuenta regresiva agota los segundos, los minutos, las horas y los días de lo que dicen será el fin de los tiempos. El fin del mundo. Yo deseo que para el próximo año a estas alturas, esté molestándole de nuevo contándole como me fue. (Y en éste momento usted se cuestiona "¿Y a quién te lo pidió?" Nadie, le contesto, pero bien que anda en el chisme.)

En fin, deseo para todos un feliz año. Mucho éxito, amor, felicidad, dinero (no olvide que mi cumpleaños es el día 30 de enero) y sobre todo... ¡Le deseo que sobreviva el año electoral! El fin del mundo, ¿qué?. No olvide armarse con su voto informado. En una de esas nos va mejor. 

Dice el tango que lo mejor está por llegar, a ver sí sicierto

Feliz 2012.

Fátima.


















3 comentarios:

Klam dijo...

Querida P.
Sabes que te quiero, P. Mucho, P. Eres una persona muy especial para mí, P. Tal vez nos hemos visto poco, P. Pero nos leemos, P. ¿Y no son las letras el mejor vínculo para los necios que escribimos, P.?
Todo ciclo tiene su lado positivo y su lado negativo, P. Lo importante es hacer lo que tú, P. Aprende de lo malo y valorar lo bueno, P.
Gracias por permitirme ser parte de tu vida, P.
Besos y abrazos, miles, millones.

Chomarelo dijo...

Te quiero y te admiro tantísimo, hermanirriquiqui. Abrazo fuerte. (:

IsraelRo dijo...

Interesante recuento.
Lo que me da gusto es que sigas ahí de pie, a pesar de todo lo complicado. Ese tipo de cosas son las que le dan a uno la oportunidad de descubrir su potencial y los apoyos que puede tener. Es cierto que uno desearía descubrirlos de otra forma, pero bueno...
¡Un abrazo!